jump to navigation

¿Por qué los centros comerciales ponen pinos al día siguiente de Halloween? 27 noviembre, 2009

Posted by razzo in Marketing.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

La verdad no sé, que desesperación es esa. Digo si estamos en una celebración tal y ponemos los accesorios de la siguiente inmediatamente después ¿no estaremos confundiendo al cliente con el significado de las celebraciones?

Sé que hay que ahorrar tiempo y todo eso pero se ve mal que todo sea tan rápido, es como cuando sales de una relación sentimental y al día siguiente de cortar ya andas con alguien más. Digo, no es sano, es mal visto por la “suciedad” y no le diste chanza al “momento del duelo” para sanar las heridas.

Ja, ya nos estamos yendo por otro lado, pero volviendo al tema, recuerdo una vez en Laredo,TX que en fuimos de sales-hunting a principios de enero y mi sorpresa fue no ver ni un mendigo pino, ya ni luces había ni siquiera en remate. Wall*Mart (como diría SouthPark) había aniquilado todo lo referente a Xmas para volver su tienda roja con corazones rojos, chocolates en cajas rojas y peluches cafés.

Eso fue hace tiempo pero ya en la actualidad esta metodología la volcamos al mexican style y aquí después de la onda de Halloween, que cada año se hace mas fuerte dejenme decirles, todas las tiendas se brincaron la revolución mexicana para poner pinos. Por cierto ya hay unos pinos en Serezas con las luces incluidas en sus ramas, y ¡cambian de color! tipo la fachada del Palacio de Fierro.

En fin, esta modalidad es para introducirte en el mundo de la festividad en marcha para que se te antoje realizar una compra pero necesito mi duelo después de cada fecha. Me gustaría que hubiera un lapso de al menos 15 días para llorarle al día de brujas, navidad, pascua o lo que sea que haya. Y en esos días podemos recobrar fuerzas y llenar el bolsillo para la siguiente fiesta en donde podamos vivirla y comprar al máximo.

Anuncios

Monedero electrónico (una curiosa situación) 19 diciembre, 2008

Posted by razzo in Marketing, Personal.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
5 comments

Hola como están mis queridos cibernautas, hace tiempo que no tocábamos un tema de índole comercial. Hoy les tengo una historia nueva, y verídica, aparte. Para empezar hace una semana compré unos sunglasses. Ya saben estamos en épocas de comprar, comprar y comprar. Yo no me quería quedar atrás y estaba viendo lentes, ví unos Dolce & Gabbana increíbles y unos RayBan megazísimos pero antes de hacer una compra de tal magnitud $$$ decidí probar unos Moschino, más económicos obviamente. Los compre en una tienda departal mexicana de renombre a la cual llamaremos Serecitas. Una semana y yo con mis lentes que estaban chingonsísimos hasta que depronto se rompieron, asi porque si. No tengo porque mentirles no los quebré no se cayeron, quizá el sol lo provoco porque siempre los dejo en el auto, pero no creo ya que es invierno y la calor oiga no esta tan fuerte. Total se rompieron y decidí que solo hacia diez días los había comprado. De hecho el mismo día cuando se quebraron se fue el Internet en la casa, me fue mal en el trabajo y me dolió la panza. Para no hacérselas larga, fui a la sucursal de Serecitas donde compre los lentes, en una plaza muy nice y todo. Yo iba vestido de oficinista acá y fui con la despachadora que me vendió el producto. Llegue muy seguro y bien verga dije – Vengo hacer una devolución. La chica me miro como diciendo no hacemos devoluciones por productos de más de mil pesos, hasta crees que tus lentes de 150.00 MN tienen devolución. Yo iba con agallas de irme a pelear.

dg

No están para saberlo ni yo para contarles pero toda mi vida he estado en contacto con los clientes. Sé su comportamiento, puedo ser mamón si lo decido pero bueno como cliente. He estado en ambas caras de la moneda y ya sé las reacciones que tiene la gente (consumidores como vendedores). Me dijeron que ese producto no tenía devolución pero que esperara al manager. Yo por dentro me decía – Calma, tranquilo. Cuando llega el superviser me dice irónicamente – tu los rompiste, esto no se hizo solo. Su actitud cambio cando vió que había tenido un descuento de trabajador. Oh, no les había contado que trabajo para una empresa que llamaremos Equis y que es de la misma familia de empresas que Serecitas. El we de seguro pensó – Que me saldrá más caro, hacerle valida la devolución a este puñetas (osea yo) o darle un bateazo, y que este puñetas (osea yo) se vaya echando chispas y que probablemente conozca a alguien en un rango mayor y que le cuente pestes, este puñetas (osea yo) puede provocar un chisme que corra más rapido que un mail y que un día no muy lejano el jefe me de una regañiza por haber tratado mal a un cliente que resultó ser empleado de la empresa hermana. Como todo esto fue lo que el supervisor pensó decidió darme una tarjeta llamada monedero electrónico con la cual podría comprar cualquier cosa de la tienda y con una expiración de un año. Dentro de mi situación esta fue por mucho la mejor solución que pude haber tenido. No se que hubiera pasado si tan solo hubiera sido un cliente regular, mas bien si lo se, me hubiera llevado la chingada y como yo trabajo con clientes sé lo que es batear. En lo personal nunca se es lo suficientemente bueno en un jale así. La gente te ama o te maldice: te ama cuando le haces el paro y te chinga cuando no haces lo que quieren. Es una espada de doble filo y ese mismo karma me hacia dudar de mi suerte como consumidor. Creo que no soy tan mala onda como proveedor ya que esta vez como muchas otras, en terrenos comerciales, salí ganando.

Bienvenida a los copitos de nieve 18 noviembre, 2008

Posted by razzo in Pop Culture.
Tags: , , , , , , ,
1 comment so far

Estamos en la víspera de la Navidad, tiempo de paz, amor y así. Llegarón ya los nuevos gadgets y ahora con el aguinaldo que con tanto esfuerzo ganamos podremos adquirirlos aunque sea a 12 meses sin intereses con ayuda de algun plástico electrónico. Vayan viendo que comprarse señores ya que de eso dependerá el éxito de esta celebración. Hemos dado por iniciada la época más psicótica del año. Enhorabuena.

navidades-

La Navidad de ensueño: en una playa alejada del frío y horrible invierno, libre de resequedad en la cara, tamales y familiares.