jump to navigation

Navidad: Its here, i feel it 23 diciembre, 2009

Posted by razzo in Personal.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

Sólo faltan unas cuantas horas para la llegada de la Navidad, otra vez un nuevo año se avecina. So excited but scared at the same time. No puedo creerlo, ya mas viejos y supuestamente maduros. Ya el año se escribira con dos dígitos como cuando veíamos pelis futuristas en los noventas. So creepy. La otra vez me disponía a ir al cine en domingo, a ver Avatar, por cierto muy buena. Al ir caminando pensé:

Esta Navidad será menos loca que otros años, hay menos dinero y los niños no hacen tanto pedo con la onda de los juguetes

Pero cual sería mi sorpresa al entrar al mall y verlo lleno. el estacionamiento de veinte pisos lleno total, y eso que los pisos del lugar son como para enanos para otimizar el lugar y caber mas coches, lol.

Ya dentro del lugar me reproché no haber traído mi cam digital para tomar algunas pics, ya que cuando hago posts de compras locas no encuentro nada que me guste en la internet pero diciembre me brinda estos momentos K*dak al alcance de mis manos.

Yo si fuera papá de familia le diría a mis hijos que Santa viene hasta enero y así tendría chanza de alcanzar rebajas después de toda la orgía comercial que hay al final del año pero sé que esos niños crecerían con un trauma existencial y algun día lo reprocharían. Es dificil competir con las tendencias del mundo entero, tan cerrado a las otras formas de ver la vida.

La Navidad sigue siendo un peculiar momento, en donde los adultos hacen todo el desmadre porque creo que ya ni niños existen en este mundo, pero en fin, todo es parte del show decembrino. Solo espero que sea una navidad caliente, que puedas salir en camisetas y guardar las chaquetas en el armario.

Anuncios

¿Por qué los centros comerciales ponen pinos al día siguiente de Halloween? 27 noviembre, 2009

Posted by razzo in Marketing.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

La verdad no sé, que desesperación es esa. Digo si estamos en una celebración tal y ponemos los accesorios de la siguiente inmediatamente después ¿no estaremos confundiendo al cliente con el significado de las celebraciones?

Sé que hay que ahorrar tiempo y todo eso pero se ve mal que todo sea tan rápido, es como cuando sales de una relación sentimental y al día siguiente de cortar ya andas con alguien más. Digo, no es sano, es mal visto por la “suciedad” y no le diste chanza al “momento del duelo” para sanar las heridas.

Ja, ya nos estamos yendo por otro lado, pero volviendo al tema, recuerdo una vez en Laredo,TX que en fuimos de sales-hunting a principios de enero y mi sorpresa fue no ver ni un mendigo pino, ya ni luces había ni siquiera en remate. Wall*Mart (como diría SouthPark) había aniquilado todo lo referente a Xmas para volver su tienda roja con corazones rojos, chocolates en cajas rojas y peluches cafés.

Eso fue hace tiempo pero ya en la actualidad esta metodología la volcamos al mexican style y aquí después de la onda de Halloween, que cada año se hace mas fuerte dejenme decirles, todas las tiendas se brincaron la revolución mexicana para poner pinos. Por cierto ya hay unos pinos en Serezas con las luces incluidas en sus ramas, y ¡cambian de color! tipo la fachada del Palacio de Fierro.

En fin, esta modalidad es para introducirte en el mundo de la festividad en marcha para que se te antoje realizar una compra pero necesito mi duelo después de cada fecha. Me gustaría que hubiera un lapso de al menos 15 días para llorarle al día de brujas, navidad, pascua o lo que sea que haya. Y en esos días podemos recobrar fuerzas y llenar el bolsillo para la siguiente fiesta en donde podamos vivirla y comprar al máximo.

Bienvenida a los copitos de nieve 18 noviembre, 2008

Posted by razzo in Pop Culture.
Tags: , , , , , , ,
1 comment so far

Estamos en la víspera de la Navidad, tiempo de paz, amor y así. Llegarón ya los nuevos gadgets y ahora con el aguinaldo que con tanto esfuerzo ganamos podremos adquirirlos aunque sea a 12 meses sin intereses con ayuda de algun plástico electrónico. Vayan viendo que comprarse señores ya que de eso dependerá el éxito de esta celebración. Hemos dado por iniciada la época más psicótica del año. Enhorabuena.

navidades-

La Navidad de ensueño: en una playa alejada del frío y horrible invierno, libre de resequedad en la cara, tamales y familiares.

 

La verdadera historia de Santa Claus 12 enero, 2008

Posted by razzo in Comedia.
Tags: , , , , , , ,
11 comments

Navidad, navidad, navidad. Época de dar y de compartir ¿no te trajo regalos Santa? No te enojes existe una razón de peso como él mismo y en seguida te la contaremos. (Cabe señalar que esta historia circula en nuestros corazones gracias a posts, e-mails, spam, así que realmente no se quien la haya inventado pero al final del texto tengo mi fuente, aunque no se si sea el autor original) ¡Disfrútenla!

 

Existen aproximadamente dos mil millones de niños en el mundo. Sin embargo, como Santa Claus no visita niños musulmanes, ni judíos ni budistas, esto reduce su trabajo en la noche de Navidad y sólo tiene que visitar 378 millones de morritos.

  

xmas_.jpg  

antes

 

  

Con una tasa promedio de 3,5 niños por casa, se convierte en 108 millones de hogares (suponiendo que al menos hay un niño bueno por casa). Santa Claus tiene alrededor de 31 horas de Navidad para realizar su trabajo, gracias a las diferentes zonas horarias y a la rotación de la Tierra, asumiendo que viaja de este a oeste (lo cual parece lógico). Esto suma 968 visitas por segundo.

 

Como quien dice, para cada casa cristiana con un niño bueno, Santa Claus tiene alrededor de 1/1000 de segundo para: estacionar el trineo, bajar, entrar por la chimenea, llenar las botas de regalos, distribuir los demás regalos bajo el arbolito, comer los bocadillos que le dejan, trepar nuevamente por la chimenea, subirse al trineo… y llegar a la siguiente casa.

Supongamos que cada una de esas 108 millones de paradas están equi-distribuidas geográficamente, estamos hablando de alrededor de 1248 metros entre casa y casa. Esto significa un viaje total de 121 millones de kilómetros, sin contar descansos o paradas al baño.

Por lo tanto, el trineo de Santa se mueve a una velocidad de 1.040 kilómetros por segundo… es decir, casi tres mil veces la velocidad del sonido. Hagamos una comparación: el vehículo más rápido fabricado por el hombre viaja a una velocidad máxima de 44 km/seg; un reno convencional puede correr (como máximo) a 24 Km. por hora o, lo que es lo mismo, unas siete milésimas de kilómetro por segundo.

La carga del trineo agrega otro elemento interesante. Suponiendo que cada niño sólo pidió un juguete de tamaño mediano (digamos de un kilo), el trineo estaría cargando más de 500.000 toneladas métricas… sin contar a Santa Claus. En la Tierra un reno normal no puede acarrear más de 150 Kg. Aun suponiendo que un reno pudiera acarrear diez veces el peso normal, el trabajo, obviamente, no podría ser hecho por ocho o nueve renos. Santa necesitaría un rebaño de 360.000 renos, lo que incrementa la carga otras 54.000 toneladas, sin contar el peso del trineo.

después

 

Más allá de la broma, 600.000 toneladas viajando a 1.040 Km./seg. sufren una resistencia al aire enorme, lo que calentaría los renos, de la misma forma que se calienta la cubierta de una nave espacial al ingresar a la atmósfera terrestre. Por ejemplo, los dos renos de adelante, absorberían 14,3 quintillones de joules de energía por segundo cada uno… por lo que se calcinarían casi instantáneamente, exponiendo a los renos siguientes y creando ensordecedores “booms” sónicos. Todos los renos se vaporizarían en un poco más de cuatro milésimas de segundo… más o menos cuando Santa esté a punto de realizar su quinta visita.

Si no importara todo lo anterior, hay que considerar el resultado de la desaceleración de 1.040 Km./seg. En 0,001 de segundo, suponiendo un peso de Santa de 150 Kg., estaría sujeto a una inercia de fuerza de 2.315.000 Kg., rompiendo al instante sus huesos y desprendiendo todos sus órganos, reduciéndolo al pobre a una masa sin forma aguada y temblorosa.

Si aun con todos estos datos, los enoja que Santa Claus no les haya traído lo que le pidieron este año, es porque son tremendamente injustos y des-considerados.

 “Santa Claus y las Matemáticas” por Antonio García Francisco