jump to navigation

5 formas de robar el dinero “legalmente” 26 octubre, 2010

Posted by razzo in Marketing, Personal, Pop Culture.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
3 comments

En un mundo globalizado como el nuestro con la influencia diabólica de EUA suceden cosas extrañas, ciertos fenómenos económicos muy cuestionables aparecen. Esto se desarrolla cuando la población es ignorante y no tiene la habilidad de trabajar en equipo para juntarse en contra de simples injusticias banales como cobrar tres pesos por un estacionamiento que debe ser gratis o un impuesto fantasma agregado a un producto o servicio ya valorado.

Mientras otros países muestran su nivel humano frente a las adversidades, por ejemplo actualmente, Francia en donde toda su gente: estudiantes, obreros, trabajadores, civiles comunes luchan por un bien común. Ellos están en contra de aumentar dos años la edad para jubilación. Hacen huelgas, protestan, se unen. Sin embargo ese tipo de reacciones no suceden en otras partes, lo cual es lamentable porque sale a flote lo egoísta y pretenciosa, lo débil y zombie que puede llegar a ser una sociedad corrompida por un mal gobierno a través de muchos años.

En este país de doble moral existen formas de robar con mucha etiqueta. Por eso mencionaremos, de entre muchas opciones que teníamos, las 5 formas más populares de robarnos.

  • Acceso a estacionamientos. Todos los establecimientos digamos malls, centros comerciales, tiendas de autoservicio tienen la obligación o deber de proveer un establecimiento con accesos y todo lo que esto implica. El estacionamiento es un valor agregado al servicio y no debes cobrarle a un cliente por estacionarse y después cobrarle los productos. Cuando vas al aeropuerto no puedes ni estacionarte para bajar las maletas por que el cargo de estacionamiento está ahí. Yo como cliente me siento utilizado y abusado. Un centro comercial empezó con el abuso y después todos le siguieron. En vez de hacer lo correcto todos los negocios se malearon y copiaron el abuso.
  • El iva no es suficiente. El iva es el impuesto que todos los productos tienen, es de ley, sin embargo cuando compras un boleto para un concierto los impuestos se multiplican: precio normal + iva+ cargo de venta (+ cargo de internet). Aparte de todo si haces la transacción desde internet se crea otro cargo extra. Esto no solo sucede para boletaje de conciertos, también para abordar un avión u hospedaje en hoteles.

  • Servicio VIP. Esto le llega a las fibras emocionales de las personas con baja autoestima o pretenciosas. Existe un servicio normal pero siempre hay uno vip que ofrece dos que tres cosas extras que se pintan como la gran cosa y resulta ser muy poca cosa. Ejemplo. Un parque de diversiones que tiene su entrada normal y ofrece el servicio vip que te permite pasar a las atracciones más rápido que los demás, sin hacer filas. Si la intención de la mente brillante que inventó este servicio fue discriminar a su público, lo logró.
  • Cancelar un servicio. Al contratar un servicio ya sea de tel, cable o internet, se inicia un contrato con tantas clausulas que pareciera vender tu alma al diablo. Pero no es el diablo es una compañía deseosa de dinero y que gracias a sus procesos ha logrado su fortuna. Se condiciona el cancelar el servicio a una cantidad. Al dejar de pagar se suspende el servicio pero la renta mensual se sigue cobrando y algunos clientes nunca salen del hoyo.
  • Créditos “bancarios”. Hoy en día cualquier hijo de vecina pone un negocio de créditos, prestamos, bancos al lado de tiendas de electrodomésticos, etc. En estos lugares de dudosa procedencia se nos ofrece crédito asi por que si, sin mucho papeleo pero muchas lagunas donde todos podemos caer o deber para siempre el doble o el triple de la cantidad prestada.
Anuncios

Actitud sanpetrina 8 octubre, 2009

Posted by razzo in Personal.
Tags: , , , , , , ,
2 comments

snob (más…)

Aunque el mono se vista de traje… 23 agosto, 2009

Posted by razzo in Personal, Pop Culture.
Tags: , , , , , , , , , ,
1 comment so far

El elitismo, la discriminación y el racismo están màs arraigados a nuestra cultura que el chile mismo. Empecemos con una historia donde la gente entraba a un museo en donde estaban tres tipos de personas: uno animador de eventos, un licenciado en comunicación y un coordinador de eventos. ¿Con quién creen que se contactarán primero para checar información del museo? No adivinaron, pues con el animador. Lo importante no fue que sabías o cuanto llevabas en el museo. Lo más importante para el preguntón fue como iba vestido el tipo. El animador traía puesto un smoking ya que era un evento de gala, él era alto, blanco y de aspecto caucásico mientras que los verdaderos conocedores de la información traían una camisa equis con propaganda junto con unos jeans y eran chaparros, no eran la gran cosa. ¿Tan importante es la imagen? La respuesta es Sí y esque todos cometemos discrimación, todos hacemos prejuicios desde que vemos a alguién la primera vez. Muchas veces son falsos, las personas que creíamos cool no lo eran, mas bien aburridas o engreídas, deesas que dejan morir; y que tal de esos que ni hablaban, las mosquitas muertas resultaron ser mejores amigos y parejas sentimentales. Todos hacemos esto, yo lo hago, lo confieso pero ahora que estoy consiente despues de pensar que alguien o algo es de determinada forma me digo – Wey espera, no lo sigas haciendo así, vamos a indagar más a fondo. Así de absurdo es la vida, tan absurda que el verse bien por fuera es mucho más importante (alrededor del 123% mas) que lo que ofrece en producto interno bruto una persona.

En Monterrey, como te ven… ¿te tratan? 11 julio, 2008

Posted by razzo in Pop Culture.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,
10 comments

Había una vez un chiquillo de diecisiete años que nunca había sentido un rechazo social en su vida hasta que entró a su primer trabajo de verano. Entro a cierta cadena de cines y estuvo en atención a clientes en el área de dulcería. Nunca imagino que la gente lo trataría tan diferente solo por usar el uniforme del cinema. Era tan bizarro, la actitud hacia el era diferente cuando llegaba la plaza con ropa normal a cuando se ponía el uniforme. Sentía las miradas de menosprecio y al momento de interactuar con los clientes, algunos lo trataban como un vil sirviente y no como un empleado.

 

 

Ese niño era yo y recopilando ciertas situaciones a lo largo de mi vida en la “ciudad del progreso” puedo afirmar que Monterrey es una ciudad muy mamona. En otra ocasión paseaba por Plaza Cumbres y me detiene uno de seguridad porque traía una camisa, muy padre por cierto, sin mangas. Eso esta prohibido ahí. No podía creerlo, un mall de colonia poniéndose sus moños como si comprar mugres fuera un evento de gala.

La libertad de expresión se está perdiendo, escuche por ahí que cierta universidad privada que en su nombre reafirma ser de Monterrey estaba decidiendo que temas se podían hablar en sus clases y que no. Muchas críticas le llovieron porque la universidad es un espacio para la conciencia y no para la limitación de pensamiento. ¿Qué esta pasando con la libertad de expresión? ¿Es algo que quedó en el pasado?

Últimamente esto pasa con más frecuencia, unos chicos de prepa estaban grabando un video escolar con pasamontañas estilo Marcos el del EZLN y de repente los policías los detienen argumentando faltas administrativas por sospecha de criminales. Fueron catalogados por los medios locales como incitadores, como responsables de ser castigados por usar mascaras. Los confundieron con ladrones pero que acaso esa forma de evaluación no es discriminación.

La diferencia en tratos es sorprendente, si no me crees haz una prueba, un día utiliza ropa de marca, si quieres un traje, súbete a un auto de moda y verás que la gente se rinde a tus pies, no por ti sino por los posibles beneficios económicos que les puedas dejar. Y después de esa experiencia ve a los mismos lugares pero con ropa equis y habrá algo diferente ya sea en el trato personal, convivencia, inclusive en las miradas. 

 

                                                                                                            

La misma persona pero con diferente envoltura, es como los supermercados que ya comentábamos antes que le hacían el guácala (feo) a sus clientes dependiendo la zona socioeconómica donde vivían. En algunas zonas son mas Mc Roñas o KenFuchi que restaurantes de calidad. En conclusión, Monterrey es una ciudad con avances tecnológicos, la mejor en el país en niveles educativos y empresariales pero con respecto a la calidad humana de la mayoría de su gente esto cambia. La gente a pesar de ser joven sigue teniendo interacciones sociales pobres y muy decadentes, es común la discriminación por raza (xenofobia), sexo, condición social (clasismo), apariencia física; siguen existiendo comentarios y situaciones estupidas como hace cincuenta años cuando la gente era imbècil  por cuestiones socialmente aceptadas en aquella época.