jump to navigation

Responsabilidad implantada 20 mayo, 2009

Posted by razzo in Marketing.
Tags: , , , , , , , , , ,
trackback

tip 

Cada que vamos a un restaurante, al salir del super o al estacionar los carros tenermos una obligación que no nos correponde: dar propina. Las propina proviene del latín propinare y su significado sería la de recompensa generalmente económica que se otorga como agradecimiento por un buen servicio y por el producto consumido. Esta recompensa es opcional, es decir NO obligatoria. Me da mucha pena que estos sitios y comercios nos lancen este tipo de responsabilidad social con sus trabajadores. En algunos sitios la paga es muy mala, inclusive carece de ella. Eso es triste, pero de ninguna manera el cliente deberá pagar por los platos sucios, por la negligencia o codicia  de las empresas. Hay personas morales que respetan a su trabajador y le otorgan un pago justo pero otras se deshacen deliberadamente del salario y aprovechan la necesidad humana del empleado.  Piensen en esto y recuerden los tiempos donde las propinas eran opcionales. 

Anuncios

Comentarios»

1. Simbelmynë! - 26 mayo, 2009

Algunos negocios incluso no dan buen sueldo porque los empleados reciben mucha propina, cuando trabajé de mesero en un restaurant famoso de Monterrey, nos daban poco dinero, porque se dieron cuenta que daban mucha propina.

Y ni mencionar a los paqueteritos, antes niños, y ahora personas jubiladas, que no reciben sueldo ni seguridad social ni nada, sólo de las propinas. Así que ya no sabes a quién ayudar y a quién no.

Un saludo!

2. victorhh - 28 mayo, 2009

En realidad es muy complicado, no es tan sencillo como un asunto de dar cinco pesos o no.
Por ejemplo; cuando salgo del restaurante y hay un señor cuidandome el carro me enfrento a que yo nunca le pedi al señor que me cuidara el carro, ¿cierto?, pero el de todas formas lo hizo, ¿sería una atención o un tipo de coerción tácita? digo coercion pues podríamos decir que me violenta sentimentalmente cuando arranco y le digo “a la próxima” y se mira tristemente, dandome lástima.
Maldito!
Es parecido también a cuando en los cruceros (por lo menos acá en Torreón) se acerca una pandilla de lavacoches a decirte con la mano “un pesito un peso” y te siguen lavando el coche mientras desesperado les dices que no tienes, y aunque les digas te siguen lavando pidiendote, no sé ustedes, pero yo vivo un aútentico calvario cuando eso pasa, sobre todo porque la mayoría de las veces es cierto, no traigo cambio.

Bueno ya me extendí mucho.
Un abrazo Razzo

razzo - 31 mayo, 2009

Bueno cuando yo les digo a los lavacoches -no tengo, no tengo! realmente no tengo y se van mirandome feo porque no les di, aunque a veces me tiran una bendicion. Es duro, por mi les daría a todos pero no gano tan bien, saludos y abrazos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: